La influencia de las condiciones ambientales en el desarrollo de problemas bucodentales

woman, adventure, ice cave-1850094.jpg

En invierno, las bajas temperaturas no solo afectan nuestra salud general, sino también nuestra salud bucodental. La disminución de las defensas durante el frío favorece enfermedades respiratorias y agrava condiciones crónicas.

En esta temporada, se observa un aumento en consultas dentales debido a sensibilidad dental por el frío y problemas en las articulaciones temporomandibulares. Además, las afecciones respiratorias invernales, como la gripe, pueden alterar la flora bucal, aumentando el riesgo de caries y enfermedades periodontales.

El cambio del clima también puede inducir patologías como sinusitis odontogénica y intensificar la sensibilidad dental y los trastornos temporomandibulares. La prevención incluye una buena higiene bucal, evitando cambios bruscos de temperatura en la dieta y consultando al dentista para tratamientos específicos.

La atención al esmalte dental es crucial, ya que su daño aumenta la sensibilidad y el riesgo de caries. La dieta equilibrada y la limitación de alimentos y bebidas ácidas son recomendaciones clave para preservar la salud bucodental en invierno.

Te dejamos aquí el enlace a una entrevista que nos realizaron en Consalud

×