El esmalte dental

esmalte dental

Dra. Cristina Moreno, Clínica MC2

El esmalte dental es la sustancia más dura del cuerpo humano pero no está exento de debilidad y es vulnerable a ciertas prácticas agresivas y se enfrenta diariamente a múltiples amenazas. 

Pero podemos protegerlo con unos sencillos cuidado lo que es esencial para mantener no solo la estética dental, sino también su salud integral.

¿Cómo proteger el esmalte dental?

En primer lugar podemos evitar o disminuir el consumo de alimentos Nocivos para el Esmalte Dental:

Bebidas Carbonatadas y Azucaradas. Estas bebidas son como un doble filo para el esmalte dental. Por un lado, los ácidos como el fosfórico y cítrico erosionan la superficie del esmalte. Por otro, el azúcar que contiene se convierte en activador de las bacterias bucales, que lo metabolizan y excretan ácidos, exacerbando así el proceso de desmineralización del esmalte.

Cítricos y Jugos Ácidos: Los alimentos ricos en vitamina C son esenciales para la salud, pero su acidez puede ser un arma de doble filo para el esmalte dental. La exposición frecuente a estos ácidos acelera la erosión del esmalte, lo que lleva a una mayor sensibilidad y susceptibilidad a la caries.

Dulces Pegajosos: La adhesión de estos dulces en los dientes crea un ambiente propicio para que las bacterias bucales prosperen y produzcan ácidos, desencadenando así un proceso destructivo para el esmalte.

Impacto de Temperaturas Extremas: Los alimentos muy fríos o muy calientes pueden causar «choque térmico» en los dientes, llevando a microfisuras en el esmalte. Estas fluctuaciones de temperatura también aumentan la sensibilidad dental, exponiendo las capas subyacentes del diente a daños mayores.

Alimentos beneficiosos para el Esmalte Dental.

Lácteos: Son ricos en calcio y fosfato, estos alimentos ayudan a remineralizar el esmalte dental. El queso, en particular, estimula la producción de saliva, un elemento clave en la neutralización de ácidos bucales.

Frutas y verduras fibrosas: Alimentos como manzanas y zanahorias actúan como limpiadores naturales, estimulando la producción de saliva y ayudando a limpiar la superficie de los dientes.

Té verde: Contiene compuestos como los polifenoles que pueden reducir la proliferación de bacterias y la producción de ácidos en la boca.

Otros consejos para cuidar el esmalte dental:

hay prácticas con las que tenemos que tener algo de cuidado por ejemplo un cepillado dental demasiado enérgico puede desgastar el esmalte y exponer capas más sensibles del diente.

Debemos moderar el uso de ciertos enjuagues bucales porque si bien es cierto que bien combaten bacterias, también pueden afectar negativamente el esmalte si se usan excesivamente.

También hay que moderar el uso del tabaco y el consumo de alcohol porque contribuyen a la deshidratación bucal y la reducción de saliva, elementos protectores del esmalte.

Dieta equilibrada: Incluir alimentos ricos en calcio, fosfato y fibra para fortalecer y limpiar los dientes de forma natural.

Higiene dental adecuada: Cepillar suavemente con una pasta de dientes con flúor y usar hilo dental diariamente.

Visitas regulares al dentista: Estas permiten detectar problemas temprano y recibir tratamientos preventivos y correctivos.

La preservación del esmalte dental requiere un enfoque completo que incluya una dieta adecuada, una higiene bucal meticulosa y hábitos saludables. 

esmalte dental

El esmalte dental

Dra. Cristina Moreno, Clínica MC2 El esmalte dental es la sustancia más dura del cuerpo humano pero no está exento de debilidad y es vulnerable

Leer más »
×